Los clubes de barrio y el desafío de subsistir en la pandemia

Zoom In Zoom Out Guardar Noticia Print

-

Va a ser un desafío ver cómo sostenemos lo que tenemos”, expresó Cinthia Nikolov,  presidente del Club Deportivo San Andrés. “Ojalá se normalice la situación, pero sabemos que esto va para largo”, completó Teresa Inés Retamar, su colega del Club Sportivo Villa Ballester.

A menos de una semana de la aprobación de la Ley de Asociaciones Civiles y Mutuales sancionada por la Legislatura bonaerense, que prevé condonaciones de deuda y tarifa cero para los servicios durante la pandemia para los clubes de barrio, este medio dialogó con Nikolov y Retamar para conocer la situación de dos de los clubes sanmartinenses en el contexto de la emergencia epidemiológica y el protocolo que permite retomar actividades al aire libre en deportes individuales. 

-¿Comenzaron a retomar las actividades en el club?

-Nikolov: Hicimos un convenio con el Municipio para que en el club funcione un centro de aislamiento y por eso no estamos haciendo actividades sociales o administrativas ahí, sino en forma remota. Estamos expectantes para ver cómo va a funcionar esta situación y cuándo nos lo van a entregar, pero el convenio es hasta que dure la pandemia. 

-Retamar: Hay un protocolo durísimo para los clubes, que es el mismo de la Provincia, de acuerdo a lo que cada municipio y fase permiten. Hoy tenemos patín, tenis, tenis de mesa y entrenamiento individual. Se hace bastante difícil porque nuestras actividades son mucho más de contacto. Tenemos un equipo de natación de setenta nadadores y no tenemos permiso. Y tampoco para básquet, cesto, fútbol y futsal. Es muy limitado para la actividad que tiene el club y para lo que el socio está esperando. Veremos el 11 de octubre si se amplía el protocolo.

-¿En qué medida la nueva ley bonaerense los puede ayudar con los costos? 

-Nikolov: Hay que resolver si consideran los servicios para los clubes como un servicio público, para que se nos subsidie una parte. En general todos los clubes están considerados para el consumo como una PyME y tenemos un valor más alto que uno familiar. Nuestros consumos son altísimos y cayó en un treinta por ciento la recaudación. Y si antes de esto nos costaba pagar los servicios, ahora con esta nueva normalidad cuesta más, porque tampoco vamos a poder retomar todas las actividades al cien por cien. Es un panorama bastante complicado.

-Retamar: En cuanto a los servicios no se pagó absolutamente nada, ninguna boleta de luz, gas, ni agua y ahora estamos evaluando que la nueva ley de asociaciones civiles no es muy clara en el tema de la condonación de deuda. Tenemos que analizarlo. En la ley no está reflejada la totalidad de la problemática de los clubes de barrio como la nuestra, porque no somos ni grandes ni chicos. Apunta más a aquellos más flojos de papeles.

-La ley también prevé subsidios para obras…

-Nikolov: Eso siempre viene bien, en general los clubes no tienen dinero para hacer reparaciones importantes y uno hace una economía de subsistencia, paga los servicios y los empleados. Esto va a venir bien para adaptar situaciones a la nueva actividad y adecuar lugares al aire libre. Tenemos un solo playón y estamos pensando en armar otro espacio al aire libre para generar actividades.

-Retamar: Estamos en una situación bastante crítica, como todos los clubes. Hoy por hoy nos mantenemos con la cantidad de socios que están quedando. Sumado a la morosidad, no se ve muy clara la parte económica. Es un desastre. Y sobre todo mantener el staff que tenía el club con esta crisis.

-¿Contaron con el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) para el pago de sueldos?

-Nikolov: Sí, pero como nuestra actividad seguramente va a ser la última en volver, como la cultural, estamos intentando que nos extiendan el ATP hasta marzo, porque la temporada de verano está perdida y no creo que podamos hacer colonia de verano ni pileta, ni se podrán hacer grandes concentraciones de gente.

-Retamar: Hasta ahora el ATP se viene cumpliendo. Tenemos un acuerdo con el gremio de  UTEDYC por el cual se liquida el 75 por ciento del sueldo. Como club debemos cuidar que se contraiga la menor deuda posible y eso se refleja en las cargas sociales. Hay algunos profesores que tienen pluriempleo y el Estado tendría que resolver esa situación.

-¿Están en contacto con las autoridades municipales para abordar la situación?

-Retamar: Hablamos por Zoom con el Intendente e hicimos visible la problemática de los clubes. Lo difícil va a ser volver a arrancar y seguramente haremos otro Zoom para ver cuál es el proyecto de la Municipalidad hacia los clubes y ver de qué manera pueden subvencionar. 

-¿Cómo mantienen el contacto con los socios y la función social de los clubes?

-Nikolov: Hicimos toda una adaptación, seguimos con las clases y en las actividades federativas se está entrenando por Zoom. Mantenemos la actividad de contacto con los profesores y a partir de eso tenemos la recaudación, porque la gente está pagando un servicio que se sigue dando y, como una forma de mantener el contacto. En los deportes federados no creo que se retome la actividad este año, ni el básquet ni el voley. Estamos apuntando a sostener la unión y el trabajo social, hicimos colectas para familias del club y otras actividades solidarias.

-Retamar: Les pedimos a los profesores que no pierdan la visibilidad ante el socio. Tenemos un cuerpo de profesores excelentes que pudieron sostener el ánimo del socio a través del Zoom.


Ver Más

Últimas fotos agregadas