3 de noviembre - “Día local de prevención de ACV”

Total Views : 234
Zoom In Zoom Out Guardar Noticia Print

El tiempo es oro. Tiempo que se pierde es cerebro que se pierde.

El pasado 7 de noviembre se  realizó una “Jornada de ACV-Accidente Cerebro Vascular abierta a la comunidad” y, entre otros, se presentó “Ataques Cerebrales”, una organización en formación integrada por Viviana Gómez) familiar de Guillermo Vera, quién padeció un ACV hemorrágico de gravedad, hoy en proceso de rehabilitación en ALPI), Andrea Inuso sobreviviente de ACV isquémico y Silvana Mancuso (mamá de Mora Callejón, víctima fatal de ACV mal diagnosticado). 

El equipo médico del Sanatorio Anchorena, enterados que el 3 de noviembre es el  “Día local de difusión y concientización de  ACV”, en memoria de Mora Callejón y demás víctimas,  nos invitó -a través del  Neurólogo Gustavo Da Prat- a trabajar juntos. Así surge la Jornada de ACV abierta a la comunidad, con el prestigio del Sanatorio Anchorena premiado por "ESO-Sociedad Europea de Stroke " reconocimiento internacional por la capacitación y la tecnología con que cuentan para la atención urgente de pacientes con diferentes tipos de ACV (isquémico, hemorrágico)”, explicó Gómez, quien además contó que “el Municipio de General San Martín cedió las instalaciones del Complejo Cultural Plaza,  para el 7 de noviembre, causalmente el día del cumpleaños de MORA, quien una vez más se hace presente en estas fechas”.

Las disertaciones -orientadas a formar difusores del tema y lograr un pronto  reconocimiento de ACV, sus factores de riesgo y síntomas previos- estuvieron a cargo de médicos del Sanatorio Anchorena, de la Fundación Angels, la Asociación Neurológica Argentina e integrantes de Ataques Cerebrales. Al finalizar, los presentes recibieron certificados de asistencia, informó Vivinila Gómez, de prensa Ataques Cerebrales


Valiosos testimonios

Silvana Mancuso, mamá de Mora Callejón, quien el 3 de noviembre de 2008 falleció por mala praxis, víctima de un  ACV mal diagnosticado, comenzó al año siguiente a realizar campañas de prevención y concientización sobre ACV para que a otros no les suceda lo mismo que a su hija. “A la par inicié un largo camino, un juicio por mala praxis que lleva 11 años, al neurólogo Ferrari, quien pidió una Probation y fue negada por la Cámara Federal. Por el momento vamos a juicio oral y público (…) Es un orgullo haber podido contar con el aval de tan prestigiosos profesionales y tener  el mismo interés en la detección temprana, aprender y dar a conocer que el tiempo es oro, tiempo que se pierde es cerebro que se pierde”, dijo Silvana.

Andrea Inuso, expresó: “Desde mi humilde lugar, como sobreviviente de ACV, debo decir lo importante que son estás campañas. En cada una de ellas llegamos con nuestras historias a la gente con la intención de concientizar a todos, desde niños a adultos, ninguno de nosotros está exento de pasar por esto, pero estamos convencidas que teniendo esta información se logra una mejor calidad de vida y se han salvado varias, debido a la difusión de los síntomas”.

Y Viviana Gómez contó: “A diferencia de Silvana y Andrea, yo sabía que el tiempo es oro. Al  participar en las campañas para lograr que el 3 de noviembre sea el “Día  local de difusión, concientización y prevención de ACV”, juntando firmas para una ley nacional de ACV, fui aprendiendo.  Hice el curso de RCP. Cuando encontré a mi marido sin signos vitales tirado en el piso de nuestro cuarto, pude  hacerle las maniobras de reanimación cardiopulmonar. Llamé a la ambulancia y, cuando llegó mi marido  respiraba con dificultad. El personal de la ambulancia no subió con las herramientas adecuadas, perdimos 45 minutos. Al llegar al Sanatorio Anchorena San Martín se activó el protocolo de ACV, pasaron por whatsapp la angioresonancia al Dr Gustavo Dorozuck, neurointevencionista, quien intervino en dos oportunidades a Guillermo.  Estuvimos dos meses acompañando y siguiendo la evolución hora tras hora, conocimos la terapia abierta humanizada. Silvana y yo no podíamos creer el avance de la medicina, así como el compromiso de todo el personal médico. Guillermo estuvo 14 días con respirador automático. No podía respirar por sus propios medios. Tenía un equipo médico controlando las computadoras las 24hs del día. Poder acompañarlo en todo momento fue un bálsamo para mi familia. Ahora estamos presentando un proyecto para que la Terapia Intensiva Abierta Humanizada sea declarada de interés legislativo y municipal. Y se viene un 2020 con mucha actividad. Agradecemos al intendente Gabriel Katopodis y a los funcionarios de Salud, el acompañamiento de siempre”. 


Ver Más

Últimas fotos agregadas