Gustavo Suárez: “La función del concejal es ser el nexo con los problemas de la gente”

Total Views : 174
Zoom In Zoom Out Guardar Noticia Print

Un récord de 16 años consecutivos como concejal sanmartinense. Con frases como “Ivoskus puso la casa en orden” o “Si ahora la gente reelige al intendente tiene sus razones”, el concejal hizo un breve repaso por su gestión que tras 16 años terminará el próximo mes de diciembre.

El próximo 10 de diciembre Gustavo Suárez habrá cumplido un récord muy difícil de igualar: culminará cuatro períodos consecutivos ocupando una banca en el Concejo Deliberante de Gral. San Martín, tras dieciséis años de actuación parlamentaria iniciados en 2003. 

Actual integrante del interbloque de Juntos por el Cambio, presidente de la comisión de Cultura del Concejo y fuertemente identificado con la gestión de Ricardo Ivoskus en el Ejecutivo municipal tras su inicio en el bloque del ARI, el concejal oriundo de José León Suárez dialogó con este medio en su despacho del primer piso del Concejo, rodeado de diplomas y reconocimientos, al tiempo que trazó un balance de su larga gestión en el legislativo local. 

-¿Sobre qué temas habla cuando da charlas en las escuelas del partido?

-Trato de hablar sobre temas del ámbito barrial y no sobre cuestiones partidistas porque la gente quiere escuchar otras cosas. Sí trato de darles esperanzas a los chicos para que puedan soñar con un mundo mejor. La democracia significa la posibilidad de cada vecino de elegir y hay que respetar la voluntad del pueblo. Me encuentro con gente que tiene visiones encontradas del país. Pero cuando voy a reuniones la gente pide solucionar un problema puntual y eso no tiene que ver con lo electoral. Esa es la función del concejal, ser el nexo con los problemas de la gente.

-¿Qué le reclama la gente que viene al Concejo? 

-Acá vemos las problemáticas de la ciudad como la urbanización, la planificación, la apertura de calles, sistemas hidráulicos e iluminación, lugares donde no llega el Estado, rampas y pedidos de sillas de ruedas, problemas con las escuelas, impuestos, moratorias y zonificaciones. Estoy abierto a escuchar todas esas problemáticas.

-¿Qué le aportó presidir la comisión de Cultura?

-Estar en contacto con todo lo ligado a escritores, artistas plásticos, círculos literarios y de periodistas. San Martín era Capital de la Industria y Ciudad de la Tradición, pero nos faltaba un festival y necesitábamos un lugar como la Chacra Pueyrredón, que fue remodelada en la gestión Ivoskus. O el Museo Juan Manuel de Rosas. Y era necesario un apoyo a la cultura local. Hoy me pone contento el Festival Internacional Martín Fierro en la Chacra Pueyrredón. La gente necesita y pide cultura. San Martín tiene el Circuito Histórico Cultural y se mejoraron algunos lugares en la gestión de Katopodis aunque faltan otras obras. También hay que atender al deporte local.

-¿José León Suárez, de donde es usted, sigue siendo una barrio postergado?

-Desde que asumí cambió mucho José León Suárez, no sólo estaba postergado sino que no existía y había falta de agua, cloacas, asfalto, iluminación y seguridad, no era tenido en cuenta. Empecé a trabajar por el barrio UTA y Villa Hidalgo, presentando propuestas y de a poco se fueron atendiendo para poder cambiar la calidad de vida de toda su gente. Siempre faltan cosas pero todos esos proyectos mostraban que el área Reconquista necesitaba ser atendida. Muchos sueños hoy son realidades. Como vecino de Barrio Libertador, donde sigo viviendo, veo todos esos cambios. Y sigo reclamando y lo seguiré haciendo desde donde me encuentre. Siempre supe para qué vine acá.

-¿Qué obras considera que están pendientes?

-Denunciamos el abandono del Tiro Federal y ahora lo empezaron a mejorar con la obra del Metrobús. Fui uno de los que reclamaba que antes del túnel de Villa Ballester se hiciera el de Chilavert junto con el resto del bloque y me decían que no era posible, pero hace poco estuve en la inauguración del túnel de Chilavert que se terminó primero. Se ve que uno no estaba tan loco en su visión del desarrollo.

-¿La construcción de la escuela primaria en Barrio Libertador fue su proyecto más importante?

-Bueno, el proyecto de la primera escuela primaria pública en Barrio Libertador me llevó siete años de muchos sinsabores. Yo denuncié el abandono del terreno que se iba a usar, hice las gestiones porque soñaba con esa escuela. En 1979 se había prometido esa escuela y se había girado el dinero, pero nunca se hizo hasta que refloté el tema. Se cedió una fracción de terreno, se aprobó la ordenanza y después de muchas gestiones la provincia de Buenos Aires concedió la zonificación para utilidad pública. Se cedió al Municipio y después a la Provincia para que construyera la tan esperada escuela primaria. Ya conseguimos el espacio y eso es una realidad. Esperemos que después de esta elección se pueda seguir con la construcción.

-¿Son comparables las gestiones de Ricardo Ivoskus y Gabriel Katopodis?

-Fueron dos momentos distintos. En la gestión de Ivoskus yo prácticamente participaba en sus reuniones de Gabinete y hablaba con sus secretarios. Con mucho respeto me abrí camino. Ivoskus asumió un municipio endeudado, con malversación de fondos, la basura se tiraba en la plaza y San Martín era noticia por eso, pero Ivoskus puso la casa en orden, fue reconocido como el mejor intendente de la provincia de Buenos Aires, con premios a la transparencia. Y fue electo por tres mandatos. Yo ayudé mucho a esa gestión.

-¿Y en cuanto a la gestión Katopodis, que ahora se postula para un tercer mandato?

-Katopodis asumió y recibió una planta impresionante de vehículos entregados por Ivoskus, las arcas equilibradas, los empleados pagos, sin deudas. Y la nueva gestión pudo planificar. Si ahora la gente reelige a un intendente tiene sus razones. Si le dan un aval hay que respetar la democracia. Me parece que la gente ve una buena gestión y sobre eso uno no discute, sí sobre las cosas que faltan. Nunca fui complaciente con nadie. Mi deber es exigirle a Katopodis las cosas que faltan como la escuela de Libertador. Hay que ser agradecido de las obras que hace la Provincia. 

-¿Qué balance hace de estos 16 años de gestión como concejal? 

-En lo personal estoy muy tranquilo por el balance positivo. Yo no venía del peronismo ni del radicalismo sino del ARI, sin contactos políticos ni estructura. Pude conseguir muchas cosas. Mi plataforma es el compromiso que me da la gente y tengo la conciencia tranquila de todo lo que pude hacer. Y siempre agradezco en primer lugar a Ricardo Ivoskus por la confianza para estar en las listas. Hoy sigo estando en Honestidad y Trabajo respetando su liderazgo, junto a Daniel Ivoskus y a todo el espacio. Y también agradezco al ex concejal  Raúl Pagella que pertenecía al ARI y fue el primero que me invitó a participar en política a partir del 2001.


Ver Más

Últimas fotos agregadas